Los pavimentos son las estructuras formadas por varias capas de materiales, colocadas sobre un terreno, para permitir el tránsito de vehículos. Estos elementos componen el suelo de las vías, como calles, calzadas, aceras, bulevares, estacionamientos, etc.


El pavimento puede ser revestido con diferentes materiales como piedras y maderas. Hay mezclas asfálticas y de hormigón que se utilizan más habitualmente para crear pavimento urbano. Estos materiales cuentan con mejor resistencia y soporte al paso constante de vehículos pesados.


Existen dos tipos de pavimentos:

Asfalticos. Estos son pavimentos flexibles que están construidos con materiales granulares y asfálticos.

Concreto. Estos son los pavimentos rígidos construidos con hormigón de cemento portland y materiales granulares.


Los pavimentos se clasifican en continuos, que son los que se fabrican en el sitio de instalación y su superficie es continua, como mortero hidráulico, empedrados, de resina, terrazos, enarenados y engravillados.

Los pavimentos discontinuos son unidos por mortero de cemento o también pueden ser rígidos, como las losas prefabricadas (hormigón), las baldosas hidráulicas, de terrazo, de piedra natural, etc.


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: invias.admon@gmail.com